MURAL: CONDENADAS A UN ACOSO POR NACER MUJERES

Este mural tiene un propósito en específico, el cual es generar conciencia en la comunidad educativa sobre todas las situaciones que tienen atadas a muchas mujeres, causando que estas guarden silencio y junto a este, todas sus inseguridades y temores.

Descripción:

Como se puede observar, la mujer es el eje central de nuestro mural, esta se encuentra desnuda, en una posición que demuestra su inseguridad ante las cosas que la rodean, cosas como frases que suelen usar los hombres y situaciones que viven las mujeres diariamente. La mujer tiene una expresión de tristeza en su rostro, tiene una cinta negra en la boca que no permite que esta exprese lo que siente; su cabello ondulado esta hacia delante, lo que denota su poco seguridad. En su pie tiene una cadena, la cual se encuentra atada a nuestro lema “Acoso Sexual, un peligro andante”… Esta frase hace referencia en su mayoría a los hombres, los cuales son los que más realizan actos que hacen sentir en peligro constante a las mujeres.

También podemos observar a una mujer que solo permite ver sus piernas, tiene unos tacones rojos los cuales podrían ser el reflejo de su feminidad. Esta mujer sostiene un cartel en sus manos que dice “No es…” y finalizando la frase con un NO en medio de sus piernas. Lo que hace referencia a los abusos que suelen hacer los hombres, las insinuaciones y los comentarios persistentes. Estos que a pesar de ser rechazados, no comprenden la delicadez de la situación.

La mano representa la fuerza del hombre sobre la mujer y el daño que puede generar; una mano que trae consigo maltrato, amenazas, sufrimiento, silencio… una mano que con solo ser empuñada o puesta sobre una mujer, destruye su seguridad.

Podemos observar una situación que es bastante frecuente en nuestra institución, la cual es la de la mano de un hombre golpeando o tocando a una mujer que se encuentra usando una falda, esto es algo que todos se toman como un juego y como ocurre tan seguido que muchas niñas ya lo ven como algo normal.

A los lados de nuestro mural se encuentran unas manos, las de la izquierda son unas manos negras, las cuales representan a los acosadores sexuales, y las de la derecha a todas sus víctimas.

Los símbolos significan que el acoso sexual se puede generar o recibir de cualquier persona sin importar el sexo.

El cura representa el acoso sexual en lugares donde pocas personas se atreven a hablar, y en la mayoría de los casos de personas inimaginables, porque el acoso está en todas partes.

El oso de peluche es la inocencia en el ámbito familiar, donde muchas niñas son víctimas de estas situaciones por parte de personas que suelen llamar “seres queridos” o cercanos a su circulo familiar, es aquí donde esa inocencia es arrebatada y pisoteada.

Las cadenas representan a lo que estamos atadas las mujeres desde siempre, por el trabajo, la ropa, el maquillaje, o sea, por el simple hecho de ser mujeres estamos condenadas a vivir este tipo de violencias a diario.

Las siluetas de los hombres representan el ámbito social o callejero, les llamamos “las sombras que asechan en la calle”, esto va de la mano con las frases que generan incomodidad en las mujeres, tales como: “Pss, pss” y “Auuuchh”, expresadas gráficamente en el dibujo

Y para finalizar, empleamos frases como “No es un juego”, “No es un halago”, y “No es una caricia” ya que son cosas que todas las personas confunden y siempre pasan estas situaciones desapercibidas cuando en realidad son “ACOSO SEXUAL”.